Ser Madre… Lo mejor que me ha pasado.

Me acuerdo jugando casita con mis hermanas.  Jugando a ser mamá con las muñecas…

La vida dá muchas vueltas, y de pronto te conviertes en una mujer, llena de sueños y anhelos.

Recuerdo que soñaba con ser mamá y si había algo en la vida que deseaba con todo mi corazón era eso.

Aprendí a vivir mi juventud pensando en mis hijos que aún no existían.  Planeé mi carrera profesional en función de mis hijos.  Construímos una casa pensando en ellos.

Antes de tener hijos -me decía- debo terminar mi carrera, debo hacer una maestría,  debo estudiar inglés, debo tener su cuarto listo, debo estar estable económicamente. Pensaba que para ser mamá tenías que “alistarte” o “prepararte”.

Cuando fui mamá comprendí que no se necesita nada más que tu intuición, tu amor y tu dedicación para ser una buena mamá.  Tus hijos solo quieren estar a tu lado, dormir en tu misma cama, compartir tus cosas o más bien, adueñarse de tus cosas.  Ellos solo quieren sentirte a su lado, sentir tu calor, saber que estás ahí…

Ser mamá es lo mejor que me ha pasado, aunque tuve a mis dos hijos ya vieja, como dicen, después de los 35 años, la maternidad me ha renovado.  No me he dado cuenta cómo han pasado los años,  mi edad ya no importa porque ellos me han rejuvenecido.  Soy una mujer de 47 que se siente de 25.

Ser mamá es lo mejor que he vivido en toda mi vida.  No puedo comparar este gran honor con ningún otro logro o triunfo.  Simplemente no hay punto de comparación.

La maternidad me ha honrado. Me ha dado una mayor autoestima. Me ha devuelto la ilusión, la esperanza, las ganas de vivir.  Me ha hecho sensible al dolor ajeno.  Me ha abierto mis ojos para admirar las pequeñas grandes cosas de la vida y decir ¡wuao!, ¡que hermoso!.  Me ha hecho cambiar mis planes. Ha puesto en orden mis prioridades. Me ha dado fuerzas y deseos de levantarme cada mañana. En definitiva, ser mamá es lo mejor que me ha pasado.

¿Cómo ha cambiado tu vida por ser mamá?.

Felicito a todas las madres del mundo y  les insto a valorarse, a amarse y a sentirse honradas por haber sido escogidas por Dios como los ángeles que cuidan y miman de sus pequeños hijos.

¡Feliz Día Mamás!!  Miles de Bendiciones!

Tu amiga,

 

Autor: Astridmarin

Financiera de Profesión, Profesora de Corazón. Mujer, Esposa, Madre y Emprendedora. Coach, Teacher & Speaker Internacional Certificada por The John Maxwell Team.